Los 7 mejores libros en inglés para bebés

Introducir los idiomas a una edad temprana es una de las mejores formas para que los niños aprendan. Es por ello que los libros en inglés para bebés son tanto un gran elemento educativo como un perfecto regalo para los recién nacidos.

Con los mejores libros en inglés para bebés no sólo se lo pasarán en grande, sino que descubrirán historias, animales, objetos y muchas más cosas que les despertará la pasión por la lectura.

1. First 100 board book box set

portada del libro first 100 board book box set

Compendio de tres pequeños libros que contienen 100 palabras y una referencia visual de lo que significan. Tiene un tamaño cómodo para que ellos mismos lo utilicen, además de ser bastante resistente ante una lectura intensa por su parte.

Las fotografías son coloridas y atractivas, animando aún más a los pequeños a disfrutar de los libros. Sin lugar a dudas, de esos libros que querrán leer una y otra vez durante mucho, mucho tiempo.

2. Primeras 100 palabras

portada del libro primeras 100 palabras

Similar al anterior, contiene en un solo libro varias palabras de temáticas variadas para que los bebés asocian las fotografías de su interior con los elementos en la vida real, así como su nombre tanto en inglés como en castellano.

Bastante resistente y apto para manos infantiles, con bordes redondeados y bastante cortito. Es perfecto para llevárselo de viaje y tener entretenido a tu hijo durante un buen tiempo.

3. Flashcards

portada del libro flashcards

Más que un libro, se trata de un juego de 26 coloridas cartas que contienen diferentes elementos cotidianos, así como su nombre en inglés. Este formato facilita realizar diferentes juegos, como asociar las cartas por temáticas o colores.

No son especialmente resistentes, ya que no tienen un gran espesor, por lo que es importante que siempre se utilicen con un adulto para evitar que el pequeño las rompa. Una muy buena recomendación es plastificarlas.

4. 365 bedtime stories and rhymes

portada del libro 365 bedtime stories and rhymes

Contiene 365 historias y poemas muy cortitos, de una sola página, perfectos para acompañar a los bebés a dormir. De historias variadas y con ilustraciones muy bonitas, ayudará a crear el hábito de leer antes de meterse en la cama.

El contenido sólo se encuentra en inglés, por lo que es ideal que los padres dominen el idioma para traducirlo al niño. Es uno de los mejores libros de inglés para bebés una vez ya están comenzando a aprender a leer.

5. Where's Spot?

portada del libro where's Spot?

Los libros interactivos son muy atractivos para los bebés, y este es uno de ellos. La historia cuenta como una perrita busca a su hijo, Spot, porque es la hora de cenar. Al no encontrarlo, rebusca por toda la casa, abriendo puertas y levantando cojines, entre otros elementos cotidianos.

El niño deberá acompañar a la madre y con sus manitas para interactuar con el libro. La narrativa es cortita, con muy pocas palabras y muy sencillas. Es relativamente frágil, por lo que algunas partes pueden romperse si no hay supervisión de un adulto. Aún así, es muy recomendable.

6. Colors

portada del libro colors

Enseña, a través de los colores, una buena cantidad de palabras y vocabulario. El niño asociará los diferentes conceptos, con sus nombres en castellano e inglés, y logrará memorizarlo con mucha más facilidad al poder identificarlo por colores específicos.

A destacar su gran capacidad de atracción visual, logrando ser uno de los mejores libros en inglés para bebés. Las ilustraciones son muy bonitas y enseguida se convertirá en uno de los juguetes favoritos de tu hijo.

7. Numbers

portada del libro numbers

Libro duro, sencillo, colorido e interactivo. La temática principal son los números, por lo que es uno de los libros en inglés para bebés adecuados tanto para aprender a contar como para descubrir algo de vocabulario muy sencillo.

En algunas de las páginas hay diferentes texturas, como el pelaje de un pollito, que agradará muchísimo tanto a padres como a hijos. Es lo suficientemente robusto para dejarlo en manos de un niño sin miedo a que lo rompa.

Otros artículos relacionados